miércoles, marzo 17, 2010


Carta abierta de un desempleado a los entrevistadores

























Estimados Señores,

Me he decidido a escribirles esta carta debido a mi creciente desánimo sobre mis posibilidades de superar un proceso de selección.
Nunca se me ha dado bien venderme en las entrevistas ni soy una persona extrovertida a la que le guste hablar de sí mismo. Sin embargo de lo que sí estoy seguro es de que soy un buen profesional. Pero es que en los últimos meses las cosas se han puesto muy difíciles.

Yo busco una empresa en la que poder trabajar de lo que yo sé, de contable. Cuando acabé los estudios entré a trabajar en la mayor empresa de mi ciudad, una pequeña ciudad del interior con un más pequeño polígono industrial. Se trataba de una empresa que fabricaba piezas para coches, así que estoy muy capacitado en todo lo que se refiere a control de costes y análisis de rentabilidad. Nunca tuve necesidad de cambiar de ciudad o de puesto, jamás nadie pensó que podrían cerrar un año antes. De hecho entré a trabajar allí porque mi padre era el Jefe de Taller y pudo arreglarlo hablando con el Director de la Planta. Al ser su hijo no tuve demasiados problemas para entrar allí y luego todo fue rodado.

Ha sido ahora cuándo he tenido que preparar mi curriculum. En el Servicio de Empleo me ayudó un orientador el cuál de hecho era funcionario desde muy joven y no había buscado un empleo en su vida. Aún así me proporcionó mucha información sobre dónde buscar el empleo y cómo afrontar un proceso. Él ya me expuso las dificultades a las que me enfrentaba y me puso en aviso de cómo estaba el mercado laboral. Pero se quedó corto.
Además me aconsejó un curso de Finanzas para no financieros que al final no resultó lo que yo esperaba. Mis compañeros de curso no tenían conocimientos básicos sobre contabilidad y eso hizo que muchas de las sesiones fuesen realmente repetitivas para mí.

Tengo 48 años y llevo ya más de uno en el paro. Me cuesta conseguir entrevistas, entiendo que la edad es un inconveniente, pero les aseguro que yo estoy dispuesto a trabajar como el que más. Ni mis conocimientos son obsoletos ni mis prácticas anticuadas. No comprendo como mi experiencia no es un valor seguro para muchas empresas; conozco mi trabajo en profundidad, algo que cuesta muchos años de dedicación. Y ahora me siento robado, dejado de lado por todos.

No entiendo muchas de las preguntas que ustedes hacen en las entrevistas. En la última la entrevistadora, que tendría por lo menos 20 años menos que yo, dedicó más tiempo a preguntarme por mis aficiones y gustos que por mis conocimientos de contabilidad. De hecho ella no conocía con profundidad las tareas que yo domino ni mucho menos las herramientas informáticas que utilizo con regularidad. Así que , ¿cómo iba a saber valorarme en justa medida?

Me cuesta comprender algunas de las pruebas que me hacen pasar. Recuerdo especialmente una en la que junto a otros candidatos teníamos que ir listando palabras que empezasen por P. ¿Con qué finalidad? Lo desconozco. En otra prueba había que emparejar fichas de dominó según una serie a completar.
Pero en ningún caso nadie me hizo cuadrar un balance, realizar un mínimo análisis de rentabilidad o ni siquiera poner a prueba mi habilidad con la informática.

Otras de las preguntas más hipócritas a las que he tenido que responder es que porqué me había presentado al proceso, o qué es lo que yo esperaba de la empresa, o si me había informado antes sobre ellos. Pero, ¿qué más dará? ¿De verdad eso es determinante? 
En el último proceso justo antes de acabar el entrevistador me pidió que le diera una razón por la que debía contratarme a mí y no a ningún otro candidato. ¡Pero si no les conozco!, ¿cómo voy a compararme? ¿Qué quiere que le diga? ¿Que le mienta? ¿Es eso? ¿Se trata de decir las palabras clave, justo esas que están deseando escuchar?


Un entrevistador que tendría la edad de mi hermano pequeño estuvo preguntándome sobre mi grado de implicación y compromiso en las empresas en las que había estado trabajando. Me pidió saber si me había informado de su empresa con antelación, si conocía los productos que fabricaban, si sabía en definitiva cuáles eran sus valores.


Miren, señores. Yo sólo quiero un empleo. Uno en el que volver a sentirme digno, uno que me permita levantarme todas las mañanas con nueva ilusión. Una empresa que me quiera por lo que contribuyo, que me respete y cuente conmigo. 


Así que por favor, hagan bien su trabajo que yo haré el mío.

99 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresiona de verdad, por las cosas tan racionales que se dice en la carta. Me impresiona pensar estar en su lugar, y aunque mis habilidades sean diferentes, y mi "entrenamiento" me permita enfrentarme con más posibilidades a este tipo de reclutadores, me abre los ojos a como se hacen estas selecciones. En las empresas terminamos buscando, y contratando, a excelentes realizadores de "sudokus", pero que dejan bastante que desear como profesionales, que "económicamente" es lo que teníamos que buscar y lo que se nos tiene que exigir.
Agustí, tú que tienes oportunidad "profesional" de hacerlo, difunde estas ideas en el entorno de los reclutadores.
Gracias como siempre, Juan Ramón.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Agusti,

Muy buen post.

Esta es una realidad preocupante y cada vez más creciente. A uno le preguntan de todo menos de los conocimientos que tiene sobre el área al que pertenece el puesto al que acude en esa organización.

Un buen seleccionador debe saber como soluciona esa personas complicaciones normales en la ejecución de ese trabajo, que es prioritario para el en ese puesto, que logros alcanzo en sus anteriores trabajos ocupando esa posición, etc. En esto es en lo que más se debe incidir y no en cosas más superficiales que se meten muchas veces por relleno.

Saludos,

Juan

Agustí López dijo...

Muchas gracias por pasarte Juan Ramón.
Lamentablemente buscar, y encontrar, profesionales es hartamente complejo y a menudo los procesos de selección carecen del enfoque adecuado. Porque además es un mercado con una presión en precio terrible y así es difícil dar calidad.
Un abrazo
Agustí

Agustí López dijo...

Hola Juan, y bienvenido de nuevo por aquí!

Claro, no es bueno generalizar, pero sí me apetecía denunciar la falta de profesionalidad en estos procesos y cuál debe ser el enfoque adecuado. Porque si no nos quedamos en la superficie y en la anécdota. Como decía antes, es un mercado con mucho desprestigio donde se hacen procesos como churros muy tipificados y en manos poco experimentadas. Insisto, con mucha presión en precio.
Saludos!!

Begoña dijo...

Buenas noches, Agustí.

Aquí has tocado un tema pocas veces ahondado y enfatizado: quién nos analiza, en qué manos se dejan las selecciones?. A quién le interesa la profesionalidad?. A nadie.

En definitiva, no deja de ser reflejo de la sociedad y los valores que nos rodean. Sin que nadie se sienta atacado, empezando por las ETT, muy pocos grandes profesionales de selección pueden encontrarse en este tipo de empresas; y, sin embargo, y más hoy en día, no olvidemos que son más que nunca la puerta de entrada a la posibilidad activa de no estar desempleado.

Se buscan más características globales de poca especialización (polivalencia) que alguien especializado, porque, en el país de las "artimañas" y en la cultura del "salir del paso", la chapuza e improvisación, más vale el que sobrevive a salto de mata, que el especialista. Y así nos va...a alguien le extraña esta crisis?.

Un abrazo.

Agustí López dijo...

Hola Begoña!!! Muchas gracias por dejar tu comentario.
Es un tema estructural. A menudo la ETT de turno no puede cobrar la selección como debiera, o como máximo una cifra que no paga lo que vale (ni cuesta). Eso a cambio de un margen en la contratación. Así que necesariamente diseñan un proceso lo más ligero posible.
Y en las empresas de selección la presión en precio va igual, parece que van a peso cuando es bastante más complejo. Y para rematar las empresas a menudo no definen un perfil profesional de lo que están buscando y luego en la entrevista final todo son sorpresas...

Hasta pronto!!
Agustí

Lanieto dijo...

Agustí, hola.
Me ha gustado mucho tu post. Me parece muy bien escrito y descrito. Resulta facil empatizar.
Lo comparto.
Gracias por enriquecer nuestra manera de ver y entender.

Celia-Concilia2 dijo...

Qué bueno, Agustí, que bueno. Humanizar los argumentos siempre viene bien para enfrentarnos a la realidad. No me extraña el desconcierto del protagonista. ¿Qué cerebro se inventa esas pruebas de selección en las que se trata de ser el reclutador más moderno?

Ismael dijo...

No puedo más que quitarme el sombrero y dar la razón al 100%. Me encuentro en situación parecida, aunque para mi suerte tengo 29 años, llevo ya uno en el paro y he hecho al menos 18 entrevistas en las cuales me he encontrado de todo. Añadiría a las preguntas absurdas una que me hicieron, ¿Si fuera una señal de tráfico, cual sería? Me quedé a cuadros...
En fín, me he sentido identificado con el post.
Saludos.

Sebastian Garcia dijo...

Agustí

Muchisimas gracias por tu reflexión.

En este país estamos desperdiciando la enorme experiencia y conocimientos de excelentes profesionales de 40 a 60 años. Esa experiencia y conocimientos serían valiosísimos para las PYMES que tiene que enfrentarse a los enormes retos que plantea esta crisis.

2 necesidades complementarias, la de los profesionales y las de las PYMES. ¿Qué estamos esperando? Los entrevistadores son fundamentales para facilitar este proceso. Es preocupante la falta de perspectiva sobre la importancia de la fase de reclutamiento

Pues no hay manera, Agustí. No hay manera de hacer entender esta idea, para mí, obvia.

Creo tanto en ella que estoy en una iniciativa empresarial para intentar conseguir este objetivo. Y tu reflexión me da una gran alegría al comprobar que hay personas como tú con esta sensibilidad y con una visión común.

Gracias, y no podemos desfallecer en esta línea. Nos jugamos mucho todos.

Un abrazo

Juan Carlos (Yanka) dijo...

Muy bueno...

Gema Lopez dijo...

Muy buena, coherente y una realidad incuestionable. Me dedico a RRHH, realizo procesos de selección y no voy a entrar en buscar excusas de costes, enchufismos y peticiones de perfiles inexistentes. La carta es fiel reflejo de la realidad actual. Algunos intentamos hacer las cosas de otra forma y creemos en las personas, en la experiencia, en las ganas y en el enorme potencial que día a día se desperdicia en este país por unas políticas empresariales y sociales incoherentes y desfasadas.

Agustí López dijo...

Lanieto
Muchísimas gracias a ti por pasarte por aquí y dejar un comentario, y gracias también por los cumplidos!

Celia-Concilia2
Gracias por pasarte! La verdad es que hay pruebas diseñadas por grandes, gigantes consultoras que uno no comprende para qué fueron diseñadas pero a veces intuyo que no para la aplicación que se les da.

Ismael
Haz el favor de ponerte el sombrero! ;-D
Todavía estoy pensando qué señal sería yo...me parece psicología tipo Raffaela Carrá

Sebastian Garcia
Totalmente de acuerdo y gracias por pasarte. No comprendo porqué ese afán en sacarse de encima el expertise una vez se adquiere. Im-presionante, como diría Jesulín. Y todo porque en muchas ocasiones sólo se observan criterios económicos de cuenta de resultados pero no de balance. Es decir, ahorramos en gasto de personal y tiramos a la basura años de inversión en aprendizaje continuo.

Juan Carlos (Yanka)
Gracias por pasarte!!

Gema Lopez
Muchas gracias por venir y por tu autocrítica tan necesaria en nuestro ámbito. Yo tengo una consultora donde hacemos selección, así que ya ves...
Hasta pronto!

Verónica dijo...

Buenas tardes.

Muy bueno el post. He de decir que leer un relato en primera persona hace llegar el mensaje antes y que cale más hondo en la gente. Ya no sólo la edad es un factor que perjudica a la hora de acceder un empleo, también el mero hecho de ser mujer y tener uno o más hijos (sobretodo si no han superado los 3 años) es un impedimento para acceder a un puesto de trabajo. En este caso no hablo en primera persona, pero en mi empresa sé que formulan esa pregunta más allá de una simple pregunta de cortesía.
Una pena que se valoren otros factores que nada tengan que ver con la pericia de desarrolar correctamente tu trabajo. Esperemos que la cosa cambie , aunque sea poco a poco.

Saludos.

Verónica_ibiza

Agustí López dijo...

Veronica
gracias por venir!!
Desde luego que hay "preguntas de cortesía" con mucha trampa, y que en realidad esconden prejuicios sexistas o de cualquier otro tipo. Espero volver a verte pronto por aquí!

joseluisdelcampovillares dijo...

Buenas amigo.

Lo crudo, triste y a la vez real que es este post.

¿Me pregunto que piensan los seleccionadores o reclutadores de veintipocos años cuando hacen entrevistas a gente de más de 40 años con estas pregunta chorras si viesen a su padre o madre en frente?

¿Les harían las mismas preguntas tipo que no hacen más que tener respuestas tipo?

¿Cómo se puede intentar buscar a un candidato haciendo mecánicamente que todos actuen igual? En la exclusividad, expontaneidad y en lo que es cada uno es donde está el talento, y eso no se consigue con las técnicas que se emplean ahora.

Por desgracia la ora parte del post es más triste, y es la del colectivo de personas preparadas que se encuentran en un estado de desesperacíon como el protagonista de la carta.

Un abrazo

Enrique dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enrique Gonzalo dijo...

¡Me encantó...y además trabajo en Recursos Humanos!

Expresa una realidad que nos encontramos en la mayoría de las empresas y de la sociedad de hoy en día.

Creo que son realmente buenos los puntos acerca del Servicio de Empleo, con orientadores que son funcionarios, y el que no se contrasten las habilidades técnicas de los candidatos. ¿Será porque se da por hecho que las tienen, porque no se sabe cómo evaluarlas, porque la moda es preguntar fortalezas y áreas de mejora? Como bien dice la carta así sólo se consigue que utilicemos caretas con lo que el entrevistador quiere que seamos y no con lo que realmente somos.

¡Gran post Agustí!

Agustí López dijo...

Hola Jose Luis, bienvenido de nuevo
El post tiene dos caras como tú muy bien has observado y es que he querido verlo desde el lado del que es entrevistado. ¿A qué se enfrenta? Pues a procesos que a veces (no siempre por suerte) están en manos poco profesionales.
Un abrazo
(ahora paso por tu casa!)

Hola Enrique Gonzalo
Muchas gracias por pasarte. El tema del orientador funcionario quiere reflejar aquellos que intervienen en la orientación laboral y ni han contratado ni han seleccionado ni han buscado. Desde luego no son todos los que están, pero los hay.
Y con entrevistas mecánicas lo que se consiguen son respuestas enlatadas, ¿cómo no?

Isabel Cortijo dijo...

Como técnica en Recursos Humanos, parte de mi trabajo consiste en seleccionar. Y ciertamente me ha impactado leer esta carta porque, si bien muchas de las preguntas aparentemente absurdas a las que alude tienen una finalidad concreta que va más allá de responder lo que se quiere oir, es cierto que nos debe hacer replantear si estamos haciendo bien todas las selecciones, si el enfoque es el adecuado al puesto que se ofrece y si estamos tratando al entrevistado todo lo bien que se merece. Yo procuro que la entrevista permita al entrevistado mostrar todo lo mejor que puede aportar como profesional, pero también es importante que muestre todo lo bueno que puede mostrar como persona, porque ha de trabajar e integrarse en un equipo y una empresa con unas características determinadas, de ahí todas las preguntas aparentemente no vinculadas al puesto desde ojos inexpertos. Creo que debemos autoevaluar nuestro trabajo más a menundo para autoexigirnos mayores niveles de calidad, y eso implica conseguir que el candidato no se sienta como el autor de la carta. Es nuestra responsabilidad y sólo así conseguiremos que el candidato/a no se sienta "intimidado/a" y realmente nos muestre lo que puede ofrecer.

Javier Loureiro dijo...

Esto es a donde hemos llegado, el absurdo total en todos los niveles.

Ánimo, pero por favor, deja de seguir el camino que te marcan desde fuera. Si sigues sus consejos, te encontrarás en esta vía muerta.

Si sigues los consejos del funcionario, que tiene que tratar con cantidades enormes de parados, a dónde vas a ir? a cursos donde tienen que tratar con cantidades enormes de parados.

Con quién te vas a juntar? con cantidad, con gente que sigue tu mismo camino, y le falta iniciativa.

Y qué tipo de empresas contratan a esa gente? las que contratan de forma masiva a la gente como si fuesen recursos, haciendo test chorra para descartar rápido.

Asi que, deja todo este camino, que no te conduce a nada, y recupera el timón de tu vida.

Si eres buen contable, metete más en el mundo de la contabilidad, usa internet para escribir un blog de buenas prácticas contables y enseña a los demás contabilidad, prepara cursos, o incluso, escribe un libro contando tu experiencia.

Entonces, las empresas que REALMENTE necesiten gente buena, te contratarán.

nuevo por aquí dijo...

Con que claridad y sencillez lo has contado. Qué gran lección de sensatez. Voy a "repartirsélo" a aquellos que hace mucho tiempo se olvidaron de hacer su trabajo.

Anónimo dijo...

La carta refleja lo que ya sabemos todos pero no decimos. Hay que destacar la gran paradoja que existe en el mundo laboral. Para conseguir un puesto de trabajo de exigen experiencia y cuando la tienes te dicen que no o te vienen con tonterias. En definitiva encontrar trabajo es cuestion de suerte, peloteo y enchufe.

Anónimo dijo...

Sí señor, no soy tu caso pero te entiendo perfectamente. He sufrido a cada "entrevistador" que te daba ganas de meterles una somanta de palos por "happys" y por no tener ni repajolera idea de que buscaban. Me han llegado a rechazar de trabajos que las funciones solicitadas estaban muy por debajo de mis capacidades porque "no les parecía que diera el perfil", tocate las narices. Animos, ojalá tengas suerte en busqueda, por desgracia somos muchos en tu situación. :(

f2008forlive dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
f2008forlive dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
f2008forlive dijo...

Tienes suerte, todabia no te han pedido que enseñes los dientes. Yo ya soy jubilado pero en mi juventud empezo a tenertse en cuenta lo de la buena presencia, y la verdad es, que en nuestro trabajo nunca he entendido el sentido. Como yo tengo una minusvalia me las vi muy mal. Al final afortunadamente alguien dejo de hacerme esa valoracion y he trabajado durante 30 años (entidad financiera) creo que con "ratios" excelentes, (perdona la inmodestia), eso si despues de pasar una prueba de seleccion durisima. Por ello, mi consejo es que no desesperes, (los seleccionadores se atienen a lo que les piden y son las empresas las que no deberian aspirar imposibles o a divinidades). De todos modos, puedes estar seguro que al buen profesional lo acaban encontrando. Mucha suerte.

Pablo dijo...

Empezando por el cambio de nombre q ha sufrido en los últimos años los departamentos de relaciones laborales, ahora llamados recursos humanos, q vamos a esperar?

Para las empresas y patronal sólo somos números, algo con el que maxificar sus beneficios.

De pequeño me acuerdo q la empresa donde trabajaban mis padres hacían todas las navidades una fiesta y nos hacían un regalo a cada hijo, en verano pagaban la mitad de las vacaciones a sus empleados,...

Ahora te prorratean todo en 12 pagas para q te creas q cobras más...

Por otro lado, me parece patetico la forma de actuar de algunos "candidatos" en los modernos procesos de selección.

Que nadie se olvide que somos los trabajadores los que creamos la riqueza.

Fran dijo...

Hay procesos de selección que rozan el absurdo. Más que por las técnicas utilizadas (que algunas, tela) porque uno no sabe qué está haciendo. ¿Qué pretenden con esta pregunta? ¿Es para analizar mi personalidad? ¿Mi carácter? ¿Mis cualidades intelectuales? Aunque he de decir que sólo me he encontrado con un par de éstos.

Por otra parte el mostrar interés por la empresa a la que uno quiere entrar a trabajar no me parece una exigencia fuera de lugar. Aunque, por supuesto, eso debería ir acompañado de que las empresas se interesaran por los candidatos, cosa que nunca ocurre.

Y lo único en lo que estoy totalmente en desacuerdo es que el nepotismo sea mejor que un proceso de selección, sea éste el que sea.

Anónimo dijo...

Y te quejas? trabajaste en la oficina por tu padre y de enchufe y te quejas de tener que pasar una entrevista que hacen al resto? ahora jodete

Anónimo dijo...

Hola, muy bueno el post, aunque no comparto mucho de los puntos.

Por un lado, si pretendes entrar a un equipo y empiezas poniendo en tela de juicio la profesionalidad de uno de sus miembros (el entrevistador) por su edad, no representa nada bueno, si éste llega a notarlo.

Por otro lado, por lo menos en mi ámbito, las capacidades técnicas o conocimientos representan sólo un pequeño porcentaje de las razones por las que seleccionaría a un profesional. Si no puede trabajar en equipo, integrarse, sentirse parte de él... no te vería como una buena opción. Cómo puedes sentirte parte de una empresa sobre la que ni has buscado información o no eres capaz de dar buenas razones para querer formar parte de ella ¿?

Tampoco digo que no tenga razón, sólo que como siempre las cosas no son blancas o negras, y en este caso no veo que la razón la tenga ninguna de las partes

Azmy dijo...

Hola Agusti, gracias por compartir esta carta que además de desanimarme un tanto por la situación, nos demuestra una cara más de la "crisis" que atravesamos.
Lamentablemente también me ha tocado pasar por situaciones similares, y aunque no estoy en los 40, me ha resultado difícil encontrar trabajo, y por experiencia de una amiga en la misma situación, supé que había sido descartada de una oferta, por tener las condiciones de ser madre, dicho sea de paso, que está casada, pero sin hijos. Hasta ahora no me han llegado a decir tal motivo a mi, pero hoy en día lo asumo también como otro motivo más por el cual me descartan en algún proceso.
Triste, pero cierto!
Un saludo.

Puta Crisis dijo...

Totalmente de acuerdo. Me parecen absolutamente lamentables los procesos de selección por los que te hacen pasar algunas empresas. Yo no sé en qué baremos se basan para seleccionar al personal y la cantidad de pruebas y chorradas que te preguntan para incorporarte a un puesto de trabajo. En algunas no merece la pena ni siquiera presentarse, porque de antemano ya sabe uno de que no le van a seleccionar. Anda y que se vayan a la MIERDAAAAAAA.....!!!!.

Anónimo dijo...

Sobran muchísimas tildes. Ejemplo:
"Ha sido ahora cuándo he tenido que preparar mi curriculum. En el Servicio de Empleo me ayudó un orientador el cuál de hecho era funcionario desde muy joven y no había buscado un empleo en su vida. Aún así..."
(Cuando; cual; aun). "Currículum" sí la lleva.
Ya sé que no es el propósito de esta carta, pero el escribir correctamente siempre ayuda.

Anónimo dijo...

Hace un año y medio cobrando 80.000 anuales y sintiéndome el rey del mambo, hubiese calificado este escrito de negativo,fatalista, de persona poco flexible y de quejica. Antes de continuar, que se abstengan lo que crean que estaba enchufado o tenia un chollo, trabajaba un mínimo de 12 horas diarias, con frecuentes viajes y siempre supere mis objetivos a excepción de dos meses.
Pero ahora que estoy en una situación similar al autor del escrito y aun siendo algo mas joven (38), mas predispuesto a cambiar de lugar de trabajo y con una preparación mas amplia, estoy igual que el,sin empleo, consumiendo mis ahorros y francamente desanimado ya que solo he tenido 3 entrevistas.
En los puestos de categorías inferiores no me quieren, en otras ya soy al parecer viejo. Y yo pienso, ¿Pero es que se ha perdido el sentido común?Por ejemplo, típica oferta de comercial de productos XXX, licenciado, mínimo 3 años de experiencia, dotes comerciales, empatía, organizado, etc... sueldo de 25.000 a 30.000
Muy bien, estoy dispuesto hacerlo aunque sea mas de la mitad de mi anterior sueldo, pero necesito ingresos, ademas tengo experiencia ,soy buen comercial y seguramente lo haré mejor que la mayoría. ¿entonces por que me descartan inmediatamente al aplicar si realizare la tarea bien y daré ventas adicionales a la empresa? ¿Cual es el gran problema o preocupación? ¿Que me fastidiara ganar menos? ¿Acaso no he dicho que estoy dispuesto a hacerlo y que mi orgullo no pagara mis facturas?
Sres. Reclutadores, empresarios y demás interesados, ¿tan difícil es esto de entender?

Anónimo dijo...

¡Lo que faltaba! Ahora los parados van de CHULOS y se dedican, como siempre, a cargar su frustación contra los funcionarios. Al menos ellos han sabido mantener su empleo, cosa que no podemos decir de ti ...

Alvaro dijo...

Llega al alma, pero no deja de ser un análisis unilateral muy puntualizable.

Primero de todo, España es un país de PYMEs donde todos hacen de todo, y es más importante enfrentarse a una persona resolutiva en cualquier frente que a un especialista en su materia. La mayoría de las empresas prefieren noveles a los que formar y adaptar (en 6 meses están listos) y aprovechar el escaso sueldo que van a pagar, a encontrarse con alguien ya deformado de empresas anteriores con vicios adquiridos y pocas ganas de cambio y al que encima tiene que pagar casi el doble por tener formación previa. Es cruel pero real. Buscamos número y no calidad, y por supuesto preferimos temporalidad a plantilla fija que nos ahoga en momentos duros como el presente. Cuando hay pasta se cogen más "chavalitos" y cuando no hay, se despiden "chavalitos". Vuelvo a decir que es cruel, pero real.

Mientras no cambie la mentalidad de empresas y trabajadores, la rigidez e inercia del sistema seguirá por el mismo camino.

Respecto a los recursos humanos... pues estos sí que se han "tecnificado" y es posible que tengan que volver a pensar en la manera de hacer una entrevista y dejar de jugar con el entrevistado como si fuera una cobaya humana.

Cesar86 dijo...

Muy interesante carta. Me doy cuenta que ese tipo de cosas no pasan sólo en mi país natal, El Salvador sino que afectan a países con gran desarrollo como España, entre otros. Es muy lamentable como las empresas de hoy en día se basan en argumentos tan tontos para seleccionar a sus candidatos dejando muy de lado el conocimiento laboral que tenés.

Mi madre tiene 52 años y mi padre 50, ambos son contadores y hasta la fecha ganan la mitad de lo que algún día ganaron y es muy triste ver como a partir de 5 décadas vividas, las empresas no te consideran "capaz". Muy triste pero sobre todo TONTO.

Te felicito por tu carta y se que a mis padres les encantará leer tu carta porque es exactamente lo mismo que les pasa. Mucha suerte y como siempre, para adelante!!!

Anónimo dijo...

Lo siento pero no estoy de acuerdo contigo, ya que pienso que lo mínimo que hay que hacer para una entrevista de trabajo es informarse sobre la empresa en que se quiere trabajar, y en las entrevistas pienso (ya que he tenido la suerte de no tener que hacerla, por asunto distinto al tuyo)que todas las preguntas son importantes tienen un fin y dicen muco de ti, pienso que se busca conocer a la persona que se quiere contratar ya que sobre las habilidades de cada uno ya se podrán demostrar en el tiempo trabajando y no por palabras, si pasas la entrevista porque creo que eres una persona que vales y luego en el trabajo no lo demuestras, sintiéndolo mucho o no se renueva el contrato o directamente se despide, y esa es la realidad.

Se que este comentario no será agrado de muchos pero yo no decido la situación tan dura que estamos pasando, donde no eres el único profesional en esa situación.

Saludos.

Por cierto leyendo la carta creo y es una opinión que en los momentos más difíciles te vienes abajo, criticando un sistema de entrevistas y no cambiando la forma de afrontarlas. Lo siento pero es mi opinión.

Anónimo dijo...

Si me admites un consejo y aunque me da mucha vergüenza ponerme a aconsejar, te sugiero que con los tontainas que pueban el 90% de los Dptos. de RR.HH. juegues a seguirles la corriente.

La mayoría son chavalines con carreritas de chichinabo, de esas que se sacan a base de repetir sin entender, de memorizar sin razonar o de pagar matrículas en universidades privadas. Casi todos los test y preguntas que te van a hacer están en Internet junto con las respuestas de "candidato modelo".

Sígueles el rollo; si son tan estúpidos para creerse que esos test realmente sirven de algo, también lo son para distinguir la sinceridad de la apariencia. Y son tan estúpidos.

Y antes de ir a la entrevista, si de verdad te interesa la empresa, trastea todo lo que puedas por Google, Ayuntamientos, Registros de la Propiedad e incluso bares cercanos al sitio hasta enterarte quién es realmente el jefe, el que manda y decide. Y escríbele directamente a él. Suelen ser gente mucho más accesible y razonable que los merluzos engominados de RR.HH.

Cuéntale que has ido a la entrevista y que te tomas la libertad de molestarle porque crees que el proceso de selección no refleja exactamente tus cualidades, que eres contable de verdad y no te gusta perder el tiempo ordenando fichas de dominó ni dibujando árboles. Expón tus puntos fuertes y subraya que, bien mirado, esta forma de saltarse los formulismos es una muestra de tu interés por el puesto. Proponle una entrevista en su despacho o tomando un café y discúlpate por la intromisión.

Truco: Diséñate un logo falso e imprímelo en el sobre, como si la carta fuese remitida por una empresa. Es mucho más fácil que así pase el filtro de una posible secretaria. Te juro que funciona: tengo una colección de cartas manuscritas y fotos de famosos dedicadas gracias a esta bobada.

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo con este Post. Me pasa como a ti, no valgo para venderme en entrevistas y estoy seguro que lo haría mucho mejor muchos de lo que están trabajando.
Es frustante ir a una entrevista y que te pregunten por tu familia, que si tienes novia y qué tipo de coches que tiene. Esto no me lo estoy inventando, es algo que realmente me ocurrió a mi no hace mucho. No me hicieron ni una pregunta más o menos técnica...
Ánimo y ojala pronto cambie le situación para todos

Isabel Cortijo dijo...

Si me impactó leer la carta mucho más me ha impactado leer las repetidas falta de respeto profesional al colectivo de reclutadores/seleccionadores de personal. Es evidente que de profesionales hay malos y buenos en todos los oficios, y hasta los mejores profesionales podrían mejorar siempre algún aspecto de su trabajo. Lo mismo ocurre con los seleccionadores. Pero creáis o no, todo lo que se pasa en la entrevista demuestra algo de la persona entrevistada, cada pregunta o test tiene su finalidad, guste más o menos al candidato y suele estar relacionada con algún aspecto que será preciso en el puesto de trabajo. Personalmente opino que con cada candidat@ debemos explorar tanto sus habilidades/competencias profesionales como su cualidades/aptitudes personales, porque una persona ha de hacer bien su trabajo pero también ha de integrarse bien en una empresa y equipo, de ahí que nos guste y necesitemos toda la información posible. Yo personalmente no haga preguntas de índolo muy personal y creo ser muy respetuosa con las personas y ajustar la selección tratando de ser lo más profesional posible, pero creo que cada profesional tiene sus métodos y ante todo hay que ser respetuoso y pensar que hay cosas que quizá no entendemos pero tienen un fin concreto. Por tanto yo os animo a todos a que no entendáis el proceso de selección como un obstáculo, como un absurdo, sino que lo afrontéis como un reto en el que intentéis demostrar a la persona que selecciona por qué sois la persona idónea para el puesto. No se trata de venderse, se trata de demostrar lo que uno vale y eso implica esforzarse, entrenar la entrevista para saber qué queremos destacar de nosotros como profesionales y demostrarlo cuando llegue el momento. Si uno opta a un puesto es evidente que no se lo va a regalar nadie, lo lógico es ganárselo.

Noahwilly dijo...

Disiento de algunos aspectos de este post. Soy un currante que ya he cambiado 4 o 5 veces de trabajo en 11 años como profesional en informatica (tengo 31) y si bien hay entrevistas un poco surrealistas, distintas preguntas de las que se queja el post yo las consideraria necesarias si fuera la empresa.
Por ejemplo ¿que sabes de nuestra empresa , de nuestros productos?, a priori pareceria que no tiene importancia y sin embargo la tiene y mucha. ¿Como voy a contratar al alguien si ni siquera sabe donde esta pidiendo un empleo?. Personalmente me daria a entender que esa persona no se implicaria lo suficiente,que no le preocupa en absoluto donde va a trabajar o que reputacion tiene esa empresa. En el mercado laboral actual no solo se busca un buen profesional, se busca alguien proactivo, que de ideas, que en un momento dado y aunque no sea su funcion se preocupe como va la empresa, que proyectos hay, etc.
Esto es solo un ejemplo, pero creo que ejemplifica mi posicion. Y que conste que no estoy de acuerdo con segun que preguntas o pruebas, pero otras son de logica aplastante.

Neuquino dijo...

Bueno, parece que voy a ser el primero y tal vez el único que se anime a criticar la carta.
Creo que cuando no te toman en una entrevista tenés 2 opciones: llorar o aprender.
¿Cómo es que te pasó más de una vez el ir a la entrevista sin conocer la empresa a donde estabas por entrar a trabajar?
Podés no ser extrovertido, pero podes tener un discurso armado para cuando te preguntan sobre tus hobbys o costumbres.
"Yo busco una empresa en la que poder trabajar de lo que yo sé, de contable. [...]Yo sólo quiero un empleo. Uno en el que volver a sentirme digno, uno que me permita levantarme todas las mañanas con nueva ilusión."--> Las empresas no solo quieren alguien a quien emplear, muchas empresas buscan gente capaz de aprender las cosas nuevas, supongo que por ahí viene el tema de los "sudoku" que te hacen en las entrevistas. Cada prueba muestra alguna habilidad o carencia tuya. Acá en Argentina, yo te diría: "Andá a trabajar al gobierno" ahi tenés un escritorio, haces lo que querés y cobras a fin de mes. En el sector privado las cosas son bastante más dinámicas y se requieren otras habilidades, aquellas que vos decís que te están evaluando.
En mi caso, yo estoy en el otro extremo: tengo 25 años, estudio informática y me llueven las ofertas de trabajo; tengo un trabajo y asisto a 4 o 5 entrevistas por semana, solo para tantear qué es lo que necesita el mercado, no porque vaya a aceptar el empleo (en la mayoría de los casos no te dicen cuál será tu sueldo hasta la útlima instancia del proceso, momento en el cual les pido el doble)
Más alla que la falta de recursos en mi área me permite tener más "poder" en la negociación, en cada entrevista siempre hago algo mal y trato de corregirlo para la siguiente.
Mi consejo, es que cada vez que te rechacen en una entrevista, te pongas a pensar el pq y cómo podés hacer para que no te vuelva a pasar en la entrevista que viene.
La gran mayoría de las veces obtiene el trabajo el candidato que mejor se vende y no el que más sabe. Con 48 años y después de un año buscando trabajo ya deberías haber aprendido a venderte bien. Aunque sea identificar tus defectos y virtudes (típica pregunta de entrevista)
Por último: "There are no secrets to success. It is the result of preparation, hard work, and learning from failure." ;)
Saludos,

Agustí López dijo...

Bueno, vamos a intentar poner algo de orden...
De entrada agradezco a todo el mundo su pase por aquí y que se haya tomado la molestia de dejar su opinión sobre la entrada. De verdad que lo agradezco.
Vamos a ir uno por uno:

Isabel Cortijo
Admiro tus ganas de hacer autocrítica; lo he dicho en otro foro para que no queden dudas. Esta carta es, entre otras cosas, autocrítica. Yo mismo tengo una empresa de selección así que conozco de primera mano de qué van los procesos de selección. Pero por encima de todo es conveniente que seamos hipersensibles a cómo estamos tratando, evaluando y valorando a los candidatos.
Y desde luego coincido totalmente contigo en que parte de nuestra labor consiste en preocuparnos por no hacer sentir a nadie como a este individuo, totalmente ficticio por otra parte.

Javier Loureiro
Desde luego quería reflejar el punto de vista de alguien que se enfrenta de nuevo con el mundo de la orientación laboral y la búsqueda de empleo y la confusión que le puede provocar. Coincido con que nosotros podemos escoger adonde vamos, siempre que tengamos capacidad para "aguantar" mientras escojamos.

nuevo por aquí
Bueno, muchas gracias por el piropo y por darle difusión...un abrazo

Anónimo
Me vas a permitir que disienta en tu observación, y entiendo que es algo subjetivo, claro. A pesar de la carta que he escrito, no todo es cuestión de suerte y enchufe. El esfuerzo diario y cotidiano sigo pensando que tiene su recompensa si está bien dirigido. Igualmente te agradezco que opines.

Anónimo2
Gracias por los ánimos pero recuerda que sólo es una carta de ficción! He querido reflejar cómo se siente un candidato de hoy desde su punto de vista poco relacionado con este mundillo.
Pero sobretodo mucha suerte con tu búsqueda, sigue con ello!

f2008forlive
Gracias por tus buenos deseos y por pasarte por aquí!! Y desde luego tu testimonio puede servir a muchos otros.

Pablo
Gracias por dejar tus opiniones por aquí! Totalmente de acuerdo con que RRHH ha cambiado mucho y está muy lejos del protagonismo que debería tener.

Fran
Tus comentarios van en una dirección muy adecuada. Es decir, las pruebas y preguntas que se hacen no todas son inútiles y sin sentido. Pero admitamos que provocamos en los candidatos una desazón monumental. Y llegado el caso que se perciba el proceso como arbitrario pierde toda credibilidad ante los candidatos.

Anónimo 3
Aquí, en mi blog, reina la educación y el respeto a TODAS las opiniones. Prueba de ello es que no hay moderación de comentarios.
La próxima vez que te tomes la libertad de faltar al que suscribe este blog haz el favor de identificarte. Ten por lo menos la decencia de no firmar como anónimo.

RaphaelDlaGuetto dijo...

Y si probaras cambiar de oficio????
Si ya nunca más hay ofertas de contable no vas a trabajar más???? Seguro que puedes hacer un trabajo menos cualificado y mal pagado,pero el caso es trabajar de algo hombre!!!!
País de vagos........

Agustí López dijo...

Anónimo 4
Comparto totalmente contigo la idea de que las cosas no son blancas ni negras. En ambos sentidos, tanto en el del candidato, como en del entrevistador.
Ni las pruebas son todas una chorrada ni los más proactivos son los más indicados para un puesto. Porque si no estamos fomentando entre todos que se preparen mensajes y actitudes prefabricadas para transmitir una falsa idea en las entrevistas.
Y desde luego, nadie se siente parte de una empresa sólo por presentarse a un proceso. Eso hay que ganárselo más adelante, ¿no te parece?

Azmy
Bueno, muchos ánimos aunque sea desde la distancia. Sigue adelante y busca tu oportunidad!

Puta Crisis
Gracias por pasarte por aquí. Ya he dicho que no todo está tan claro. Ni por un lado ni por el otro. Ni las pruebas son todas una chorrada ni los candidatos son todos joyas por descubrir. Eso sí, los que nos dedicamos a esto tenemos una buena autocrítica por delante en qué procesos hacemos y cómo tratamos a los candidatos.

Anónimo 5
Tomo nota de tus consejos en lo que concierne a las tildes. Es uno de mis defectos desde siempre.
Ya puestos yo también te recomiendo (y pido) que no firmes más como anónimo. Gracias.

Anónimo 6
Una vez más todo es cuestión de puntos de vista, sólo hace falta estar a un lado y a otro para ver las cosas de distinta manera. Estás probando sin quererlo una de las caras más duras del mercado laboral. Suerte con tu futuro.

Anónimo 7
Desde luego la postura que pretendía trasladar en la carta es en absoluto chulesca. Y no carga en absoluto especialmente contra los funcionarios, aunque pudiera contra algunos de ellos. Simplemente refleja una situación, muy real por otra parte.

Alvaro
Coincido contigo en que RRHH tiene que volver a plantearse cómo está haciendo las selecciones y ver si se ajusta a una detección real de candidatos válidos para poder desarrollar un puesto adecuadamente.
Por supuesto que es puntualizable, desde muchos enfoques posibles. Ahí está parte de la gracia, en que hay varios puntos de vista en un proceso, el del candidado, el de la empresa, el del entrevistador y el de la empresa de selección (consultora).
Así que gracias por dejar tu comentario.

Cesar86
Gracias por tus comentarios y muchos recuerdos para tu familia!

Anónimo 8
No se trata de estar de acuerdo o no, ni tan sólo de si yo defiendo las opiniones del firmante o no. Se trata de ponernos en la piel del candidato y de cómo le hacemos sentir en las entrevistas. Estoy de acuerdo en tratar de conocer a la persona pero en absoluto en obviar el núcleo de sus competencias técnicas.
En cualquier caso, lo que quería denunciar es el exceso de foco en cuestiones de segundo nivel o secundarias.

Anónimo 9
Gracias por pasarte y dejar tu testimonio.

Anónimo 10
Justo quería denunciar el exceso de preguntas desviadas y sin sentido que en absoluto reflejan lo que debe ser un proceso profesional.

Isabel Cortijo
Los comentarios que aquí encontrarás reflejan un estado de ánimo por parte de los candidatos que los profesionales debemos observar con interés. Nuestra labor debe ser responsable y saber que estamos tratando con personas, así que el respeto intelectual y profesional deber ser una forma de hacer diferencial. Que nadie sienta que le estamos tomando el pelo. Claro que algunas pruebas que pueden parecer idiotas tienen un sentido, pero, ¿lo explicamos correctamente?
En selección pasa como en el fútbol: cada espectador es un entrenador.

Noahwilly
El tema del compromiso da para mucho más y realmente tocas un tema de enjundia. Se pide compromiso de entrada sin saber muy bien en muchas ocasiones qué se va a ofrecer a cambio. Y desde luego que una nómina no es suficiente.

Neuquino
Tus críticas son bienvenidas.
Está bien según qué pruebas. ¿Pero no te parece que en muchos procesos se presta poca atención a las competencias técnicas?
Y te avanzo que no es lo mismo ir a entrevistas sabiendo que te puedes permitir el lujo de rechazarlas que ir con presión porque realmente necesitas el empleo, ¿no?
Y gracias por venir!!!

googleforo dijo...

Los encuestadores los contratara algun jefe que no ha salido a la vida real nunca y que se basa en papeleo y tecnicas de gente que no esta en el mundo real tampoco.
En mi trabajo hay mucho de eso y lo que les interesa es llenar su expediente de trabajos que no han ayudado a que este sea un mundo mejor.
Ese papeleo llevara al puesto a un verdadero incompetente que nunca hizo contabilidad pero que se paso el dia haciendo test posiblemente, lo despediran en cuanto se den cuenta de ello y otra vez a empezar.
En tu lugar me plantaria empresa por empresa demostrando mi valia en lugar de esperar que esta gente te ayude en algo...

Anónimo dijo...

Hola Agustí,

prácticamente todo lo que has puesto de tus experiencias en las entrevistas es algo que yo me he planteado muchas veces... simplemente creo que es algo que tienen que hacer los señores de recursos humanos para justificar su puesto, hacer una preselección basándose en factores sacados de un libro de psicología. Bueno, si no te hicieron tests psicotécnicos aún puedes dar gracias por no perder dos horas preguntándote si sacarás suficiente puntuación o creerán que eres un mono ¬¬' Supongo que habrá que tener paciencia... espero que te vaya todo bien y tengas suerte. Besos, Laura

Anónimo dijo...

Tener tiene más razón que un santo en todo lo que dice pero no puede darme pena:
"De hecho entré a trabajar allí porque mi padre era el Jefe de Taller y pudo arreglarlo hablando con el Director de la Planta. Al ser su hijo no tuve demasiados problemas para entrar allí y luego todo fue rodado."
Vamos que un tipo que entró por enchufe y estuvo más de 20 años en esa empresa ahora descubre que el mundo es injusto y no una peli de Disney. Él por lo menos ha tenido 20 años de estabilidad laboral ¿Y los otros posibles candidatos al puesto que no tenían un padre con influencias en la selección? A lo mejor alguno más válido lleva desde aquella con contratos en precario en otros sitios o siendo despedido cada cierto tiempo para que no le hicieran "fijo". Y este mientras con la hipoteca ya pagada. No me da pena, no señor.

Konero dijo...

No pretendo criticarte, pero sinceramente hay ciertos aspectos de un elevadisimo porcentaje de los demandantes de empleo que no entiendo... Y veo un ejemplo de ello tu historia que parece una queja sobre como se hieren los animos de la gente en los procesos de seleccion, que tu consideras en gran manera poco o nada adecuados.

Pues bien, es facil:

-Primero, Bienvenido a la empresa privada, mi proceso de seleccion podra no gustarte, pero la democracia y la igualdad se quedo afuera en la acera... Al igual que la empresa se va a pique si no cuenta con el mejor personal que pueda escoger cuando compite con el resto del mercado.

-Segundo, podras lamentarte, escribir un blog, un post, ir de rodillas hasta la moncloa/congreso/lourdes... y en fin confortarte con las palmaditas del resto del rebaño.

-Tercero, puedes ponerte la situacion por montera y coger el asunto por los cuernos, siendo creativo como te han sugerido hace varios post y demostrando que te lo mereces, darle al mercado en las narices, deja de autocompadecerte y EMPRENDE algo, si de verdad eres un profesional formado y con conocimientos, monta una pequeña gestora, o una consutora, un despacho profesional, trabaja desde casa, hazte valer... que es la via mas dura, si señor, muchas horas (muchas no, todas), que no tienes pasta para empezar, pues haz como todos buscate la vida y que no sea tu padre el que te tiene que poner el enchufe, la luz, la pared, y la comida en la mesa.

PD: Y si, seguir siendo pobre y un esclavo/a, pero no una LACRA como son en este pais el 95% del cuerpo de funcionarios/as del estado, comunidades, ayuntamientos, comarcas, barrios, barriadas y otros ghetos.

José Andrés dijo...

Hola Agustí; mas que probatoria, creíble su reseña.

También he dado con selectores eólicos(de eolo, dios del viento- según mitología griega-) donde preguntar por las habilidades que realmente se demandan parece no interesar si alguna fantasía o cualquier estupidéz los impresiona mejor. Anecdótico,por cierto, y condicionante tal vez.
Os deseo pueda generar riqueza fuera de su dependencia o despacho después de un testimonio más que conmovedor.
Saludos,

Anónimo dijo...

La verdad es que esta carta es la pura realidad y sirve de apoyo y ánimo para mucha gente identificada con tu caso. Jamás me han hecho una prueba de mis conocimientos, y si me he visto ridículo en frente del espejo respondiendo a supuestas preguntas absurdas para dar con el perfil, irreal, que supuestamente encaje con la personalidad del entrevistador. ¿Se imaginan el test de conducir con preguntas como "descríbe tu personalidad con dos adjetivos"?. Absurdo, verdad.

Polita dijo...

Seamos constructivos y positivos

Soy coach mi trabajo en gran parte es preparar a las personas (jóvenes entre ellos) a esas famosas entrevistas. Efectivamente muchas de esas preguntas se suelen hacer.
Un buen consejo: comprender la posición del entrevistador quien tiene que buscar la persona ideal bajo ciertos criterios.
Cuando uno aprende a conocerse sabrá venderse mejor, conocer nuestros puntos fuertes y débiles los cuales nos permitirán obtener un trabajo que corresponda tanto a uno como a la empresa. Pero vamos no solo en nuestro trabajo en todo!
Saber lo que nos gusta, lo que queremos, conocer nuestros objetivos proyectarnos hacia el futuro para canalizar nuestra energía para llegar a ser felices.
Ánimos, no te dejes destabilizar, tu situación la vive mucha gente, solo es cuestión de un tiempo de adaptación. Nunca habías tenido la necesidad de buscar trabajo!
Isabele Cortijo te envió el 19.03. Un mensaje donde explica muy bien el porqué de muchas de esas preguntas

Polita

Anónimo dijo...

Seamos constructivos y positivos

Soy coach mi trabajo en gran parte es preparar a las personas (jóvenes entre ellos) a esas famosas entrevistas. Efectivamente muchas de esas preguntas se suelen hacer.
Un buen consejo: comprender la posición del entrevistador quien tiene que buscar la persona ideal bajo ciertos criterios.
Cuando uno aprende a conocerse sabrá venderse mejor, conocer nuestros puntos fuertes y débiles los cuales nos permitirán obtener un trabajo que corresponda tanto a uno como a la empresa. Pero vamos no solo en nuestro trabajo en todo!
Saber lo que nos gusta, lo que queremos, conocer nuestros objetivos proyectarnos hacia el futuro para canalizar nuestra energía para llegar a ser felices.
Ánimos, no te dejes destabilizar, tu situación la vive mucha gente, solo es cuestión de un tiempo de adaptación. Nunca habías tenido la necesidad de buscar trabajo!
Isabele Cortijo te envió el 19.03. Un mensaje donde explica muy bien el porqué de muchas de esas preguntas

Adán dijo...

Llevas toda la razón en los puntos que marcas, y te lo digo yo que también estoy en paro y que aunque tengo 28 años, cada vez que voy a una entrevista es que es deprimente.

La verdad que no entiendo muchas veces las cosas que dicen y por qué.

Yo sé que soy buen trabajador e intento serlo, y normalmente quien te realiza las entrevistas no tiene ni idea de las tareas que sé hacer y qué significa mi puesto de trabajo y cómo debo realizarlo.

Yo soy técnico de sistemas y quién me debería hacer las entrevistas debería ser alguien que sepa del tema y no alguien que lo único que hace es juzgarte por una primera impresión, ya seas hablador o no, que sepas desenvolverte en una entrevista o no... como bien dices, dejadme trabajar en paz, dejadme hacer mi trabajo sin juicios rápidos como te hacen ahora los entrevistadores simplemente por lo anterior comentado en vez de valorar tu trabajo o el puesto a desempeñar.

Esto es indignante...

Bueno, espero haberme expresado bien y espero que tengas suerte :)

Agustí López dijo...

googleforo
Ya veo que tus experiencias en selección han sido negativas, espero que las próximas sean más positivas.

Anónimo 11
Gracias por los deseos Laura, espero verte por aquí pronto

Anónimo 12
No se trataba de dar pena. Quería reflejar el punto de vista de alguien que por sus circunstancias no había estado relacionado con la búsqueda de empleo y por tanto no tenía una idea clara de cómo son los procesos de selección...
La cuestión no es sólo si el candidato se lo toma de la mejor o peor manera porque eso no tocaba. Hay muchas otras entradas donde hablo de ello aquí o en otros sitios.

Konero
...y tampoco es una queja. Y dede luego si queremos un mundo empresarial algo más humanizado desde luego sí me preocupa de qué forma tratamos a las personas que trabajan en ella. Por supuesto que estoy a favor de no herir a nadie, de como mínimo proponérselo. Porque si apostamos por un entorno donde eso de igual tendremos entornos de trabajo todavía peores.

José Andrés
Completamente de acuerdo. No es ficción probatoria, es ficción-reseña.

Anónimo 13
Pues eso, que deberíamos evitar entre todos las entrevistas del absurdo que a veces suceden. Porque además hay que darse cuenta que jugamos con material muy sensible.

Polita
Comprendo perfectamente el porqué de las preguntas, ésa no es la denuncia. La denuncia va dirigida a los entrevistadores que las utilizan sin criterio porque no tienen la preparación adecuada y a veces ni siquiera los medios suficientes para realizar las pruebas de capacidades que también deberían realizar. Es lamentable que todo el proceso se pueda reducir a un par de test y una entrevista poco profesional.
No se trata de descalificar esas técnicas ni ninguna otra en concreto, sino de poner la lupa en los procesos mal llevados donde acabamos poniendo el foco en el lazo en lugar de mirar dentro del paquete.
Y lo grave del tema es que delante tenemos personas muy presionadas para conseguir el empleo y que a menudo están dispuestas a decir justo lo que queremos oir para pasar los filtros. Ejemplos de preguntas que pueden parecer estúpidas a los candidatos hay cientos y todos las conocemos. Desde que publiqué esta carta me han llegado toneladas de anécdotas, unas lógicas y otras vergonzantes para la profesión.
Muchas gracias por opinar y dar tu opinión cualificada desde el punto de vista de los entrevistadores.

Adán
Tu caso (y tu sector) es uno de los señalados directamente por mi carta abierta. El contenido propio de vuestros puestos es tan específico que se hace críptico a ojos de los demás. Y ya el tema se pone grave si no se toma en serio y se deja confiado a un par de tests y una entrevista superficial.
Suerte en el futuro, Adán.

Manuel Granada dijo...

Hola, La verdad es que yo también "he sufrido" la incompetencia -y a veces- la escasa humanidad de algún entrevistador.
Si me permites, te apunto algo de un proceso de selección en el que participé y fue realmente un anticipo de lo que serie la obra "el método Gronholm".
Varios candidatos juntos en una sala y el seleccionador nos comentó que dentre nosotros "solo uno" seria el escogido.
¿cómo terminó el tema? no lo sé, porque me fui.
El trabajo era interesante, la empresa para la cual trabajaban era un secreto de estado (yo creo que no lo sabía ni el seleccionador) y de la empresa de selección sólo diré que nunca los he contratado para que efectuaran un proceso de selección para otras empresas posteriores en donde he trabajado y que con asiduidad los veo anunciados en La Vanguardia buscando ejecutivos con experiencia para acciones comerciales. ¿qué método utilizarán para seleccionarse a ellos mismos?.
gracias por dejarme participar.

Agustí López dijo...

Hola Manuel
Gracias por pasarte! Y te agradezco tu testimonio.

Algunos procesos incluyen pruebas o dinámicas donde los candidatos interactúan y aunque algunas son tremendas otras no tanto! Dicho sea para romper una lanza en favor de los seleccionadores, que si no todo es leña y tampoco es justo ni proporcional
Un abrazo
Agustí

Manuel dijo...

Buenas Agustí,

Solo tengo que decir una cosa respecto a lo que comentas en tu carta...

Esto es una red social, lamentablemente las empresas contratan por como caigas, de quien seas amigo o a quien conozcas.

Creo que el cambio productivo que necesitan las empresas tiene que comenzar por plantearse seriamente si muchos de sus trabajadores están en ella por lo que saben desarrollar o por los amigos que tienen.

Hasta que no cambiemos el pensamiento, esto seguirá pasando...

Saludos y suerte...

Agustí López dijo...

Manuel
Muchas gracias por venir.
Coincido contigo en la importancia que tiene la red social de cada uno en la búsqueda de empleo. Buena parte de los procesos de selección no son visibles y se cubren por contactos, lo que no quita que puedan gestionarse de forma profesional. Eso ya es otra historia. Saludos

Anónimo dijo...

El area de RRHH es realmente un cancer dentro de la organizacion, conozco Muchos Gerentes y la media del comentario es "cuando va a ser el dia que RRHH aporte algo a la Empresa ?".

Agustí López dijo...

Anónimo14
Lo siento pero no puedo estar de acuerdo en eso. RRHH o como quiera que se tenga que llamar no es un cáncer, digan lo que digan algunos gerentes.
Hasta pronto

Anónimo dijo...

No deja de ser curioso que la PROPRIA carta yá revela el problema!

De hecho, el consiguió un empleo cuando NO ESTABA cualificado porque su padre LE ENCHUFÓ

Y cuando YÁ ESTABA cualificado no HABIA NADIE PARA ENCHUFARLE.

O sea, TANTO HACE LA CUALIFICACIÓN: LO QUE IMPORTA ES EL ENCHUFE.

No sorpreende que haya tantos cualificados en el paro y tantos decualificados trabajando :)

Agustí López dijo...

Anónimo 15
Gracias por pasarte
Creo que hay la misma proporción de cualificados trabajando que sin trabajar, pero en cualquier caso te respeto tu opinión. Hasta pronto

Pablo dijo...

Relaciones laborales (lo siento me gusta más), no es ningún cáncer. Simplemente es un departamento más (igual de necesario e imprescindible q el resto) dentro de una organización empresarial.
El problema es cuando ese departamento Srse deshumaniza, cuando las únicas medidas para minimizar costes es bajar los salarios, es subcontratar TODO, es congelar salarios,....

Para mi el problema es q hoy en día todo gira alrededor de "maximizar beneficio", y según Lo veo yo, debería haber muchos más fines.

Marta dijo...

Hola Agustí, tengo 46 años y llevo 3 meses en el paro. He trabajado en departamentos de marketing, ventas, he dirigido equipos y sobre todo he tenido la suerte de disfrutar mucho en todos mis trabajos. He sido una privilegiada hasta hace poco, ya que cada vez que quería cambiar de empresa o responsabilidad lo había conseguido. Ahora me encuentro en una nueva situación, la empresa decidió por mí y yo sigo con la ilusión de volver a desempeñar un nuevo trabajo donde sea capaz de aportar valor y que me satisfaga. Estoy formándome en el entorno 2.0 porque en Barcelona tenemos la suerte de contar con el Cibernarium que ofrece cursos gratuitos de un gran nivel. Soy una persona luchadora, responsable y entusiasta, me veo capaz de aportar mucho a los puestos que se ofertan, pero... no me dan la oportunidad ni siquiera de explicarme. Mi gran problema es que ni siquiera me llaman para la entrevista inicial... Sé que tengo la capacidad y la actitud para desarrollar de forma efectiva un montón de trabajos de los que salen publicados, pero no me dan voz... Es por la edad? Es porque cada oferta que contesto hay 300 personas de media accediendo? Es porque piden a parte de la carrera miles de posgrados, masters del universo... que en estos momentos no me puedo permitir? Lo más frustante es que no lo sé. Nunca sabes porque estás descartado una y otra vez...
Se ha publicado un estudio reciente que dice que en España el 70% de las personas en activo están descontentas con su trabajo y querrían cambiar... Es un panorama terriblemente desolador... Muchas cosas tienen que cambiar, y si queremos ser competitivos, muchas cosas van a cambiar.
Suerte y ánimo!

Agustí López dijo...

Marta
Lamento mucho tu situación pero creo que vas en la buena dirección. Lamentablemente nunca sabrás porqué te descartan de un proceso y a menudo los motivos pueden ser inconfesables de cara a los candidatos.
Evidentemente la edad es una barrera muy importante a partir de los 45, algo terriblemente injusto por supuesto.
Ya lo he comentado más arriba, la carta es pura ficción. Yo no soy ese personaje sino que le utilizo para denunciar cómo se hacen algunos procesos de selección.
Muchas gracias por venir y espero volver a verte pronto!

JR dijo...

Gracias por tu post Agustí. Resulta increíble entender que los retos y circunstancias que enfrentamos los profesionales para buscar empleo o alguna promoción en estos días son tan, pero tan parecidos independientemente del país, el idioma o la industria.
Las situaciones que describes y que comentan muchos de los participantes de tu blog están presentes en México también y abren oportunidades para que asesores, consultores, entrenadores y coaches ayudemos a las personas en su búsqueda de mejores condiciones laborales.

Saludos desde México.

Agustí López dijo...

JR
Muchas gracias por pasarte por aquí, ya veo que a pesar de las distancias culturales y geográficas hay mucho en común!!
Un abrazo

Adriana Molina Enriquez R. dijo...

Un drama social con costos insoportablemente altos en todas direcciones, hace algún tiempo antes de empezar mi propia empresa, casi le pego a una fulana que me entrevistaba volteando a ver el resultado de mis psicometricos y elaboraba preguntas como en consultorio psiquiátrico en base a los ambiguos, subjetivos y ridículos resultados de un examen que entre paréntesis eh hecho sin exagerar al menos 100 veces y que para colmo se interpretar pues fui gerente de RRHH algún tiempo, así es que el resultado es mas retorcido que mis ideas hacia esa psicóloga colocada al frente de la empresa, y digo al frente por que en sus manos esta el recurso mas importante del negocito. recuerdo bien que la entrevista era para dirigir una campaña de promoción en una empacadora bastante grande, la chica que comento que en mis resultados aparecía que soy una persona muy enérgica, y dijo, tu consideras que serias una jefa poco gentil? jajajaj, le respondí, (bastante ofuscada y en el tono mas sarcástico que encontré) quieres una coordinadora o una guía espiritual? Hoy en dia, uno de mis servicio en mi agencia es la reingenieria organizacion, en Mexico es elevadisimo el costo correr a un empleado, capacitarlo o reorientar su perfil dentro de la empresa es casi igual de caro y pagan las empresas con lagrimas haber hecho la peor de sus contrataciones, poner su empresa en manos de una persona con poco criterio y cultura.

El reclutador debe ser una persona experimentada, de basta cultura, actualizada, con criterio, con visión de negocios, con conocimiento acabado en las áreas sensibles de los diferentes sistemas que componen una empresa, al final del día darle capacitación administrativa a esta persona para que llene formatitos y aplique psicometricos es mil veces mas barato y rentable.

Agustí López dijo...

Adriana

Veo una vez más que tenemos problemas muy parecidos a ambos lados del charco...
Coincido totalmente contigo en que una persona que realice procesos de selección debe tener una cuidada preparación técnica para saber cómo diseñar adecuadamente las pruebas, y sobretodo, cómo interpretarlas sin libre albedrío poco fundamentado.
Además añadiría que debe tener un mínimo de sensibilidad para darse cuenta que está tratando con personas que buscan un empleo, con frecuencia desde el paro.
Un saludo
Agustí

johnsmith@smithsearch.com dijo...

Te conviene aprender como promoverte, como vender tu experiencia, tus habilidades, etc. Lo que es clave es una buena preparacíon para c/entrevista (no hay dos iguáles) y después un seguimiento muy astuto. ¿Has pensado en posicionarte como proveedor de solucíones en lugar de un desempleado? ¿Valdría la pena considerarlo? ¿Como lo harías? ¿Podrías desarrollar trés distintas alternativas para lograrlo/implementarlo?
La culpa no es del mercado ni de los entrevistadores. El reto es tomar las riendas de tu situacíon sin culpar a nadie. ¿De acuerdo?

Agustí López dijo...

JohnSmith

Te invito a que releas los comentarios, verás que ya he comentado que yo no soy el candidato.
Gracias por comentar

Dagoberto Brizuela dijo...

Hola

Muy buen comentario el que has hecho referente a tu experiencia al tratar de localizar un nuevo empleo, yo voy a rezar por ti para que pronto lo consigas

Por otro lado, me parece que los entrevistadores no son del todo concretos y los hechos que argumentan no son del todo correctos. Me explico. Tengo veintiún años de casado, tengo una hermosa mujer, dos preciosos hijos, cursé mi licenciatura en Ingeniería Industrial, un master en administración, un diplomado en mercadotecnia y un diplomado en alta dirección de empresas, en mis puestos de trabajo por lo general he tenido éxito y resulta que me llaman de una muy buena empresa para un muy buen puesto, pero no soy elegido porque en el examen psicométrico resulta que soy una persona inestable.....
Yo creo que muchos de estos tests que aplican no son ciertos o muchas veces no son del todo significativos, cabe hacer la aclaración que durante la preparatoria tuve uno de los mejores promedios y en el examen de admisión resulté retrasado mental e inadaptado social..... ja,ja, ja

Fidel dijo...

Estimado Agusti,

Quote:
"Miren, señores. Yo sólo quiero un empleo. Uno en el que volver a sentirme digno, uno que me permita levantarme todas las mañanas con nueva ilusión. Una empresa que me quiera por lo que contribuyo, que me respete y cuente conmigo. "

Supongo que ya llego el momento para que te vuelvas emprendedor y construyas tu propia empresa, que definas sus ideales, valores, vision, objetivos, la organizes y que ofrezca algun bien o servicio que muchos clientes esten contentos y consuman regularmente. Espero que a medida que crezca y necesites contratar masivamente o inclusive despedir por razones puramente de negocios y no personales o racionales, tu departamento de personal o relaciones laborales no caiga en las practicas comunes que todas las demas tienen.

Bienvenido al mundo real. Cada uno de nosotros decide donde estar independientemente de donde nos gustaria estar. Concuerdo con tus comentarios ya que yo mismo me he sentido igual que tu en mas de alguna ocacion pero las reglas no las ponemos los empleados sino los empleadores y pero aun, ya que son muy influenciadas por el mercado y la competencia global que afecta a cualquier pais en estos dias.

Espero que encuentres un buen empleo pronto! Saludos.

Agustí López dijo...

Fidel
Gracias por venir. Ya tengo mi propia empresa desde hace unos años, pero gracias por la propuesta. Te sugiero que si puedes releas los comentarios ya expuestos y verás la historia completa. También puedes leer la siguiente entrada, el making-off de la carta.
Saludos

Agustí López dijo...

En el blog de Icaro se ha publicado una respuesta a esta carta abierta.
Os recomiendo que paséis por allí y si os apetece hagáis vuestro comentario y así siga el debate.

Gracias
http://blogelviajedeicaro.blogspot.com/2010/04/carta-de-un-entrevistador-una-persona.html

Marta dijo...

Hola, Agustí,
por fin después de dar tantas vueltas pego mi comentario...
A ver, por partes:
Por un lado, entiendo perfectamente que el encontrarte con una situación como esta de forma reiterativa tu visión termine siendo de lo más negativa. A todos nos pasas, hay que ser de hierro para que no te afecte. Y la realidad está siendo muy dura para mucha gente.
Así, entiendo la actitud del personaje que escribe la carta.
Por otro lado, me dio la impresión de que la desesperanza que transmite ante situaciones que el firmante no entiende que le impiden traspasar la barrera creo que llega a ser limitante. Limitación es una palabra que no gusta a nadie, pero el hecho es que muchas veces es lo que provocamos cuando echamos la culpa de todo a los demás y no pensamos en cuál es nuestra parte de responsabilidad en nuestra propia carrera, vida, futuro.
Así, al leer el blog del viaje de ícaro, y ver juntos los dos puntos de vista de la historia, lo he visto muy claro. Las quejas del desempleado serán en muchos casos de lo más fundadas, pero en otros están contaminadas de absoluto pesimismo.
El tema es, como en tantas otras cosas, nos guste o no, lo entendamos mejor o peor, existen unas reglas del juego, y son de lo más importante si de lo que hablamos es de conseguir un trabajo, un medio para vivir, sustentar a la familia y como dices sentirse digno. Y aceptémoslo, no está en nuestras manos el cambiar esas reglas. El no poner mayor esfuerzo (cosa que puede estar provocada por la desmotivación, lo sé) en entender a la otra parte participante en la entrevista, que es la que no tiene nada que perder, no ayuda nada, y de esa carta es la sensación que se desprende. Mi impresión es que el problema es una falta de sintonía entre una parte y la otra; esta falta de sintonía a quien va a perjudicar es al entrevistado, simplemente. Y esto se agrava con la situación de paro existente actualmente en nuestro país, sencillamente hoy día las empresas no tienen curro para todos, tienen muchos candidatos por puesto y hacer ver nuestra valía es importante.
Si la entrevista fuera desde el punto de vista del desempleado más correcta, sin puntos que considere raros, pero el resultado fuera el mismo porque se presentan 15 personas para un solo puesto, ¿qué pensaría? Se frustraría igualmente. Y si hay un sector de población que parte con desventaja cuando se enfrenta a procesos de selección (de hecho hay varios segmentos que pueden sufrir injusticias), creo que esta será bastante más velada que una pregunta que juzgue absurda.
En cualquier aunque no creo que ser positivo, proactivo y saber venderse sea la panacea en los tiempos que corren, sin duda me parece un buen comienzo.
Mucho ánimo, que hace falta, a las personas con una situación parecida!

Agustí López dijo...

Hola Marta

Muchas gracias por dejar tu comentario por aquí! Está claro que podríamos hacer un análisis detallado del punto de vista, preparación y actitud de nuestro protagonista. Y que además tiene mucho que mejorar. Pues claro.
Pero justamente la carta lo que pretende es que nos demos cuenta hasta qué punto exigimos a los candidatos unas conductas y comportamientos impecables cuando los procesos de selección a menudo son chapuceros y muy poco profesionales. En el ámbito de blogueros, grupos de orientación, expertos y demás nos hemos hartado de dar consejos, enseñanzas, recursos y estrategias a los candidatos para mejorar su empleabilidad. Y estoy de acuerdo en eso. Pero a la vez considero que desde el sector deberíamos hacernos una reflexión seria de si estamos haciendo las cosas bien.

¿Qué en la carta hay prejuicios? Sí.

Pero justo lo que he querido es reflejar cómo ve las cosas alguien que de repente y por primera vez en su vida se ve obligado a descubrir este mundillo. Y no es oro todo lo que reluce en él.

Un abrazo
Agustí

El Viaje de Ícaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Viaje de Ícaro dijo...

Felicidades Agustí.

Seguramente hay mucho que hacer al respecto tanto desde la selección como desde la orientación.

Desde los técnicos, consultores y encargados de seleccionar (que pueden ser cualquiera en una PYME): para empezar la comunicación. Con la tecnología actual es impresentable no tener informados a los candidatos puntualmente (más si se trata de una consultora que se dedica a ello). Además debe notarse que es un proceso si pero sobre todo humano y el trato debe ser como tal.
A partir de ahí habría muchas acciones concretas.
En el lado de la orientación: ¿hay suficiente empatía y conocimiento de los procesos y técnicas de selección?. Si lo hay porqué un candidato puede escribir una carta como esta.
-¿Les orientamos realmente sobre lo que pueden encontrar?. -
-Sobre que encontraran profesionales al otro lado, o no.
- De que algunos seleccionarán con prejuicios, casi cualquier persona, algo menos los técnicos entrenados.
Este es el mundo real: no reluce. Son personas trabajando como las que antes han sido sus compañeros.
Si fallamos en algo en orientación es en que no conseguimos desterrar los prejuicios de los orientados. Me explico: La carta es una excelente recreación realista pero algunos comentarios más arriba son de verdad. Y les pregunto:
- ¿Qué puedo esperar de un proceso al que me presento...
1. Pensando que es tontería injusta en el que contratarán a un enchufado.
2. Que el entrevistador es un niñato sin cualificar que me va a juzgar. Con un pecado capital: ser o joven (¿por qué no los rubios o los chinos?).
3. Que yo quiero hacer lo qué se y hice como en mi anterior empresa.
4. Que no sólo se de lo mío, yo sé también que sus técnicas y herramientas de selección no sirven para nada.
5. Que mi orientador no sabe y que él es el encargado de encontrarme un trabajo.
Bien, con todo esto en la cabeza ya pueden hartarse de dar consejos los orientadores porque no habrá manera humana de que las cosas vayan bien.
Vamos a preocuparnos por lo que yo no hago o hago mal (candidato),y reconozcamos que en cualquier profesión hay buenos y malos profesionales. Aunque dudo que muchos candidatos estén capacitados para discernirlo simplemente porque les falta conocimiento. La cuestión es ¿Lo estoy haciendo yo profesionalmente en mi búsqueda de empleo?

Esperar lo mejor,
Prepararse para lo peor.

Anónimo dijo...

Si señor tiene razón así como los 240 entrevistados anteriores que también como usted creen estar mejor preparados unos que otros, su edad quizás no sea el problema quizás se contrato a alguien mayor pero usted no lo sabe.
Quizás esos 241 CV enviados masivamente a miles de puestos de trabajo y que se leyeron, uno se preocupo por hacer hincapié primero en lo que buscábamos y eso determino su elección.
Usted como la gran mayoría mandan el mismo CV a todas las empresas y que tiene distintas necesidades, pero lo raro es que mandan siempre lo mismo ante distintas necesidades y pretenden tener distintos resultados raro no?
Seguro que tiene razón pero lamentablemente tengo un puesto para cubrir y 240 al igual que usted se deben sentir mal, quizás el joven diga que no se les da oportunidad a los jóvenes y la mujer que es difícil por su genero.
Puede no gustarle el selector o creer que sus preguntas son tontas o sin sentido pero esa es la persona que selecciona y que decidió y no fue por usted.
Por ahí sus preguntas tontas bien contestadas fueron lo que determino que uno de esos 241 tenga trabajo.
No le gusta venderse? Que lastima por que es la única forma que tenemos de conocerlo aunque sea un poquito antes de decidir.
Adivinos no somos, si no jugamos a la lotería y seriamos millonarios.
Espero tenga mejor suerte, pero mas que pensar que el otro es tonto o hace preguntas tontas recuerde que usted esta buscando algo que el otro ofrece si no contesta las preguntas difícilmente sepamos por que usted debe ser elegido sobre los otros 240

Agustí López dijo...

Anónimo, como ya he explicado profusamente el texto es ficción. Aunque sólo fuera por una vez me apetecía dar el otro punto de vista, el del candidato, y no siempre señalarles con el dedo.

Si me lo permites te sugiero que revises un poco los comentarios de otras personas y verás más detalles.

Gracias por pasarte y dejar tu comentario

Alfredo Arias dijo...

Más alla de confirmar y estar de acuerdo con todo lo que se dice en la entrada, querría apuntar otra situación, que ahora si cabe se da con mayor frecuencia que antes, y que es la irrespetuosidad con que se trata a los candidatos, antes, durante y después de finalizada la selección.
Nunca entenderé el porqué no se informa a los candidatos de si candidatura progresa o no y en el caso de ser entrevistado el porqué de su no elección si se da el caso.
Siempre creeré que el esfuerzo que hace el candidato merece ser recompensado con información y que lo contrario es primero una falta de profesionalidad y segundo una falta de responsabilidad.

Saludos,

Anónimo dijo...

López si bien usted puede querer dar una sola visión debería ser mas lógico que no se pare solo en una vereda, por que si se para en una sola, todo lo que se diga será real y entendible con lo cual nunca va a poder sacar nada en concreto.
Manejo personal en mas de 5 países de rubros distintos y soy uno de los consultores mas reconocidos en RRHH y Marketing.
No puse mi nombre solo para que la gente pueda sacar sus conclusiones por mis palabras y no por mis logros, pero le aclaro soy un profesional del área.
Si no se dio cuenta también mi relato es ficticio y maneje su mismo formato, por eso mi respuesta como si fuera la empresa a la cual asistió esta persona y números imaginarios.
Segundo, creo que puedo plasmar mi opinión si usted me lo permite, mas allá de lo que mencionen otras personas sobre el tema puntual.
Si leyera el resto de los comentarios y opinara en función de eso seria un debate, del cual no estoy participando, solo trate y espero se entendiera dar otra mirada.
Prefiero que quien esta buscando trabajo al leer mi comentario sepa ver mas allá de su frustración y pueda lograr entender que del otro lado hay alguien con una necesidad y cuanto mas entiendan la necesidad del otro mas podrán lograr su cometido.
Son cosas mínimas como armar un CV para cada necesidad puntual o pensar que del otro lado hay una persona también y aprender eso es muy beneficioso.
La gente cree erradamente que necesita venderse y muchos profesionales de RRHH así lo trasmiten.
Habría que plantearse por que no?
Solo hagan una cuenta de cuanto tiempo lleva cada entrevista cuanto tiempo lleva leer cada CV a eso sumarle las funciones que realiza por lo general la gente de RRHH a diario ¿y la mayoría de la gente cree que debe venderse?
Raro no?
Alguno puede creer que esa persona que esta trabajando esta para escuchar vendedores? o esta mas predispuesta a escuchar quien le venda lo que necesita.
Si no sabes que busca el otro que podes ofrecer?
No son recursos son personas, pero cualquiera que vea una selección vera que las personas actúan como autómatas y no como personas.
Sabe la gente que el mismo CV llega mínimo 10 empresas con necesidades distintas, por que creen que su CV refleja realmente una cobertura total para distintas empresas y distintas necesidades?
Mucho tiempo cuesta modificar su CV para cada necesidad puntual? De que nos quejamos si no nos tomamos un minuto para prestarle atención a lo que pide alguien.
Que hay mala gente del área de RRHH seguro, pero no creo que cualquier área este ajeno a eso, ni en los que buscan trabajo.
Saludos

Anónimo dijo...

López si bien usted puede querer dar una sola visión debería ser mas lógico que no se pare solo en una vereda, por que si se para en una sola, todo lo que se diga será real y entendible con lo cual nunca va a poder sacar nada en concreto.
Manejo personal en mas de 5 países de rubros distintos y soy uno de los consultores mas reconocidos en RRHH y Marketing.
No puse mi nombre solo para que la gente pueda sacar sus conclusiones por mis palabras y no por mis logros, pero le aclaro soy un profesional del área.
Si no se dio cuenta también mi relato es ficticio y maneje su mismo formato, por eso mi respuesta como si fuera la empresa a la cual asistió esta persona y números imaginarios.
Segundo, creo que puedo plasmar mi opinión si usted me lo permite, mas allá de lo que mencionen otras personas sobre el tema puntual.
Si leyera el resto de los comentarios y opinara en función de eso seria un debate, del cual no estoy participando, solo trate y espero se entendiera dar otra mirada.
Prefiero que quien esta buscando trabajo al leer mi comentario sepa ver mas allá de su frustración y pueda lograr entender que del otro lado hay alguien con una necesidad y cuanto mas entiendan la necesidad del otro mas podrán lograr su cometido.
Son cosas mínimas como armar un CV para cada necesidad puntual o pensar que del otro lado hay una persona también y aprender eso es muy beneficioso.
La gente cree erradamente que necesita venderse y muchos profesionales de RRHH así lo trasmiten.
Habría que plantearse por que no?
Solo hagan una cuenta de cuanto tiempo lleva cada entrevista cuanto tiempo lleva leer cada CV a eso sumarle las funciones que realiza por lo general la gente de RRHH a diario ¿y la mayoría de la gente cree que debe venderse?
Raro no?
Alguno puede creer que esa persona que esta trabajando esta para escuchar vendedores? o esta mas predispuesta a escuchar quien le venda lo que necesita.
Si no sabes que busca el otro que podes ofrecer?
No son recursos son personas, pero cualquiera que vea una selección vera que las personas actúan como autómatas y no como personas.
Sabe la gente que el mismo CV llega mínimo 10 empresas con necesidades distintas, por que creen que su CV refleja realmente una cobertura total para distintas empresas y distintas necesidades?
Mucho tiempo cuesta modificar su CV para cada necesidad puntual? De que nos quejamos si no nos tomamos un minuto para prestarle atención a lo que pide alguien.
Que hay mala gente del área de RRHH seguro, pero no creo que cualquier área este ajeno a eso, ni en los que buscan trabajo.
Saludos

Agustí López dijo...

Alfredo, muchas gracias por dejar tu comentario. No puedo estar más de acuerdo en lo que expones, éste es el tipo de enfoque sobre el que invitaba a reflexionar indirectamente a través del texto. Gracias.

Anómino...bienvenido pues de nuevo. No fui capaz de deducir de tu comentario que hacías ficción...así que mi anterior respuesta obviamente no ha servido para nada.

Estoy de acuerdo con la mayoría de planteamientos que expones. La cuestión clave que me lanzó a escribir esta carta es la siguiente. Hay toneladas de entradas (¡algunas mías!) que aconsejan a los candidatos sobre cómo afrontar una entrevista, cómo planificar una carrera profesional, cómo hacer un cv, cómo redactar una carta de presentación, de qué forma presentarse ante un potencial contratador, cómo vestirse, cómo preparar una conversación de ascensor...y más y más y más.

Pero echaba en falta un poco de autocrítica por parte de los que seleccionamos y contratamos y un poco de protagonismo hacia los candidatos. Simplemente eso, sin más pretensiones.

Anónimo dijo...

López difícilmente consigas autocritica, cuando alguien reclama desde un solo punto de vista, tiene dos opciones lógicas de respuesta de la mayoría de la gente, una del que esta en la misma situación que es la de identificación así sea solo con algunos puntos.
La otra que no puede pararse a analizar frustraciones y menos desde el punto de vista que alguien juzgue sin argumentos su trabajo.
Mi texto que también fue ficción contesta casi todos los reclamos de la carta, pero lo que si lograste si querer y te doy un gran merito, fue dejar al descubierto como la gente de RRHH ante una ficción da sugerencias autómatas.
Vestirse hablar preguntar que no preguntar etc.
Un área que debe enfocarse en las personas como seres humanos pide que se comporten como autómatas, eso es una muestra que refleja la frase del blog no somos recursos somos personas, pero recomendamos que te comportes como un robot.
Esa es la contradicción mas importante y que lograste mostrar, desde los RRHH pregonamos el valor humano que demostrado esta, los beneficios que le pueden dar bien manejados a las organizaciones.
Pero paradójicamente esa misma gente RH da miles de recomendaciones específicas como si todos fuéramos iguales y reaccionáramos a los mismos estímulos.
No somos recursos somos personas, pero en el camino preferentemente convertirte en recurso y trátame como si fuéramos también un recurso y todos iguales los de RRHH.
Imagino que postulantes y gente de RRHH creen que como se viste un químico influye, por más que este termine trabajando con guantes barbijo y delantal, pienso también que ambos piensan que al ingeniero de sistemas le interesa si el chico sabe hablar por más que este encerrado desarrollando software.
Imagino también, que ambos postulantes y RRHH conocen muchos vendedores que van a entrevista en ojotas o descalzos o que a un vendedor tienes que enseñarle a hablar cuando su función es justamente esa, no?
Así podría seguir hasta cansarme, para cualquiera que trabaja en RH me gustaría me diga si cuando le pasan el perfil lee en algún lugar que diga, ojo prestar atención a como vienen vestido o si pregunta mucho o si no pregunta nada, por favor fijarse si su CV es bonito o llamativo.
Por eso no entiendo jamás cierta posturas, decimos valor humano pedimos que sean automáticos los postulantes y que nos traten como si fuéramos todos iguales y tan fáciles para sucumbir ante cosas que jamás nos piden de ningún área.
Es realmente una conversación de locos y sin sentido racional.
Nuevamente felicitaciones por que no fuera tu intención en dejar demostrado una de las grandes contradicciones que nadie se hace cargo de ambas partes postulantes y RH

El Viaje de Ícaro dijo...

Felicidades Agustí, la entrada sigue dando que hablar.

No te preocupes porque la carta no sea real. He oído razonamientos iguales a amigos, familia....
Los mismos no invitan a la auto crítica de los profesionales, que hay mucha que hacer.Invitan más bien a criticar candidatos pre juiciosos, que cuestionan a los profesionales con razonamientos de barra de bar: tipo pobrecito de mi.

Aprovecho para decirle a Alfredo, que no comprende porqué no se da feedback a los candidatos, que como idea no está mal pero:
.- Porque trabajamos para la empresa no para el desarrollo de los candidatos.
.- Porque no aporta nada saber que otro era mejor en las competencias que evaluaban en el proceso y por eso no me han cogido.
.- Porque hay muchos candidatos a los que no interesa. Prefieren cuando son rechazados escribir cartas como la que nos ocupa para rechazar los métodos y erigirse en profesionales de la entrevistas para justificar sus resultados.

Siento no aportar el espíritu de la entrada de Agustí, que entiendo que era hacer autocrítica entre los profesionales, y repito hay mucho que criticar. Pero leyéndola sin duda se me vienen antes a la cabeza críticas al desempleado victimista a los que he oído argumentos similares.

Agustí López dijo...

Aprovecho para agradecerte de nuevo la publicación en tu blog El Viaje de Ícaro de una respuesta a la carta lo que ya mejoró la conversación en su día!
Recomiendo a todos su lectura (http://blogelviajedeicaro.blogspot.com/search?q=carta).

Gracias también por dejar de nuevo un comentario por aquí, como ves meses más tarde la cosa sigue en el mismo punto en el que ya se quedó. Me doy por satisfecho, por una vez he conseguido que debatamos desde los dos lados, no sólo desde la profesión.
Un saludo
Agustí López

Pirindingo dijo...

Siendo conciente de las dificultades que pueden existir a la hora de seleccionar personal en pro de cubrir las necesidades de las empresas; creo yo que efectivamente existe un universo de prejuicios que nublan la realidad y la persepciòn que se puede tener sobre un candidato, prejuicios que pueden ir en detrimento de las posibilidades de empleo del mismo. Debo aclarar que posiblemente mi opiniòn actual estè algo "contaminada" por mi actual situacion laboral, ya que desde Agosto de 2010 estoy buscando trabajo como Ingeniero y aún no lo consigo, he aplicado a aproximadamente 70 procesos de selección desde entonces y de estos solamente he pasado a proceso de entrevistas en 4 de ellos, es posible que algunos digan que me estoy equivocando en la forma de "venderme" y que puedo estar dando el mensaje equivocado en mi curriculum vitae, pero me he sentado con profesionales de RRHH a corregir y a "afinar" el documento que envio a los seleccionadores, tambièn es posible que algunos consideren que estoy aplicando a procesos donde mi perfil no encaja adecuadamente bien porque mi perfil esta sobredimensionado o bien porque esta subdimensionado, sin embargo desde mi experiencia laboral y mi formacion profesional considero que en la mayoria de ellos he aplicado porque considero que puedo desemepañar las labores mencionadas y aportar valor agregado al trabajo en cuestiòn. De aquì me surgen a mi varias suspicacias y especulaciones en relación a los procesos de selcción y sus posibles prejuicios. Insisto en que son especulaciones porque es muy raro que algún entrevistador te de un feedback, entiendo que ellos trabajan para los intereses de las compañias, pero creo que unas minimas palabras, no para ser comparados con otros sino para saber que debilidades se tienen, son un mínimo gesto de cortesia profesional. Algunos de los problemas que me he encontrado en mi busqueda de trabajo consideran, por ejemplo, que aparentemente las empresas consideran que las contrataciones son negociaciones unidireccionales, hecho con el que no me encuentro de acuerdo ya que una negociacion es bidireccional y las partes implicadas (en este caso empleador-empleado) tienen los mismos derechos de información, esto incluye un mínimo feedback. Tambièn creo que he estado sobredimensionado para algunos cargos pero pareciera que las empresas se dijeran a sí mismas: "no es posible pagarlo". de nuevo tengo que decir que el proceso es una negociación, y si un candidato envía un Cv a consideración es porque esta en disposición de negociar. Otro problema comùn es el de la experiencia, me he encontrado con muchas vacantes que mencionan necesidad de ingenieros recien egresado con experiencia de 2 años, algo absurdo que seguramente no requiere discusión. O, como en mi caso que estoy terminando una maestría que no tiene que ver con la experiencia que he acumulado, al menos no directamente, lo que aparentemente se convierte en un gran problema ya que ni soy recien egresado ni soy un ingeniero experto, soy un hibrido.

Insisto que estas son apreciaciones desde mi situación personal, que són especulaciones ya que muy pocas veces he recibido retroalimentaciones (así sean mínimas) y que aún cuando sigo buscando estrategias, las cosas no cambian.

Saludos

Agustí López dijo...

Hola Prindingo, gracias por pasarte y dejar tu comentario.
Ciertamente en los procesos de selección a menudo no se considera el perjuicio que se hace a la otra parte al no darle ningún tipo de feedback sobre los motivos. Los seleccionadores lógicamente deben sus explicaciones a quines les contratan pero eso no quita que siempre hay algunas indicaciones que se pueden dar respecto a cómo es el perfil que se está buscando y porqué uno no terminó de encajar. Al menos ayudaría a comprender los procesos, a menudo tan crípticos.

Un abrazo
Agustí

mensajes movistar dijo...

Esta es una realidad preocupante y cada vez más creciente.

Diego dijo...

Excelente el blog!!
Saludosss

Nicolas dijo...

Excelente el bloG!!!
Saludosss

Agustí López dijo...

Nicolas y Diego, muchas gracias!

Yelp Clone Script dijo...

Nice post. Great blog. Thanks for sharing. It was very interesting and meaningful. Keep posting. I follow you.
Fiverr clone script| Fiverr clone script| Fiverr clone script|

liquidacion de haberes dijo...

muy bueno